Nutrición

Cómo seguir motivado con la dieta que iniciaste 

Por norma general, solemos comenzar con mucha energía, poniendo todo nuestro empeño en los nuevos objetivos. Sin embargo, un par de meses después parece que comenzamos a perder fuelle: el estrés por temas de trabajo, el cansancio, la llegada del frío o la dificultad a la hora de conciliar vida social, laboral y ejercicio y dieta son algunos de los problemas que pueden presentarse en esta época del año y que pueden hacer que dejemos nuestros objetivos de lado.

Para animarte a continuar con tus planes saludables, te dejamos unos pequeños trucos que puedes implementar en tu día a día para seguir aún más motivado con la dieta y el ejercicio: ¡toma nota!

 

1.- Escribi tu objetivo de tu propio puño y letra y lo dejes en algún lugar visible de la casa donde puedas verlo cada día y recordarlo para que te dé fuerzas. Un post it en el espejo del baño, por ejemplo

 

2.- Comparti tu experiencia en grupo contar con un grupo de apoyo hará que nuestro camino sea más fácil y que rendirse no sea una opción, arma un Watsap de amigas.

 Organiza un grupo para salir a correr o a caminar pueden ser buenas opciones a la hora de mantener la motivación.

 

3.- Organiza tu tiempo de forma inteligente

 Podes dedicar el domingo por la tarde a preparar los menús saludables de toda la semana, dejándolos ya preparados y ganando así tiempo para el resto de los días. Si no quieres invertir una tarde entera en cocinar, al menos deja por escrito qué comerás cada día de la semana y haz la compra en función de tus menús.

 

4.- Entrenamiento   ¿qué tal si probamos una actividad nueva? Si eres de los que sale a correr cada día, puedes probar a intercalar las salidas de running con algunas clases de Pilates o Yoga. Si vas a clases colectivas en el gimnasio, da un paso adelante y busca alguna en la que no hayas entrado aún. ¡Los cambios suelen ser para mejor!